Mi historia con el vino...

La pasión por el vino me la trasmitió mi mamá, gran amante de las cosas bellas y emocionantes de la vida. A lo largo de mis estudios y mis experiencias fui descubriendo lo bien que el vino representa al arte del buen vivir, de cuidar de los detalles, de la alquimia y la relación entre el hombre, su cultura, su espiritualidad y su saber hacer.

Saqué mi titulo de sommelier en Londres, gran puerto comercial de vinos de todo el mundo desde hace siglos. El principal puerto de Londres se llama “canary worf” pero en aquel momento yo no sabía que este nombre representase siglos de glorioso comercio del canary wine, en especial manera la famosa malvasía aromática de Tenerife.

Fue una inmensa sorpresa para mi llegar a las Islas Afortunadas y descubrir el tesoro que guardan sus vinos. Me pareció sorprendente que en mis años de estudio de los vinos del viejo y nuevo mundo no se hablase con mayor importancia de los vinos canarios, los últimos del viejo mundo (desde lo mesopotámico a los romanos terminando por los franceses) o quizás los primeros del nuevo mundo (fuera de Europa).

A través de mis actividades y catas quiero contar sobre los secretos culturales e históricos que cada vino esconde.

Anna Stevan: Experiencia durante años trabajando en las diferentes áreas de empresas vitivinícolas a nivel internacional. Además de dirigir su empresa steWine, dedica su tiempo a intentar dar a conocer Tenerife como destino de enoturismo y turismo gastronómico. 

CEO y fundadora de steWine e italiana, es experta en valorización de la cultura Enogastronómica y el enoturismo, con experiencia adquirida durante años trabajando en las diferentes áreas de empresas vitivinícolas a nivel internacional.

Es una viajera gastronómica por afición y amante y crítica de vinos por profesión, entusiasta de la cultura del vino, defensora del turismo sostenible, diseñadora de experiencias y viajes y gran amante de la comida.

Se formó en Organización de Eventos, Protocolo y Turismo de Negocio en EAE Business School de Barcelona y es sommelier por la prestigiosa Escuela WSET de Londres, con un Máster en Valorización de los recursos eno-gastronómicos en la Universidad de Venecia.

Con todo ese bagaje, Anna ha creado un universo lúdico en las islas Canarias estudiando sus vinos, para enseñar todos los secretos del vino a través de eventos innovadores, catas creativas y actividades de Team Building, dando a conocer Tenerife como destino de enoturismo y turismo gastronómico de excelencia. 

Mi historia con el vino…

La pasión por el vino me la trasmitió mi mamá, gran amante de las cosas bellas y emocionantes de la vida. A lo largo de mis estudios y mis experiencias fui descubriendo lo bien que el vino representa al arte del buen vivir, de cuidar de los detalles, de la alquimia y la relación entre el hombre, su cultura, su espiritualidad y su saber hacer.

Saqué mi titulo de sommelier en Londres, gran puerto comercial de vinos de todo el mundo desde hace siglos. El principal puerto de Londres se llama “canary worf” pero en aquel momento yo no sabía que este nombre representase siglos de glorioso comercio del canary wine, en especial manera la famosa malvasía aromática de Tenerife.

Fue una inmensa sorpresa para mi llegar a las Islas Afortunadas y descubrir el tesoro que guardan sus vinos. Me pareció sorprendente que en mis años de estudio de los vinos del viejo y nuevo mundo no se hablase con mayor importancia de los vinos canarios, los últimos del viejo mundo (desde lo mesopotámico a los romanos terminando por los franceses) o quizás los primeros del nuevo mundo (fuera de Europa).

A través de mis actividades y catas quiero contar sobre los secretos culturales e históricos que cada vino esconde.

Abrir chat